Adam Podhorski: «Los pilotos no sabían que existía un sistema para compensar la pérdida de fuerza»

El profesor de Tecnun Adam Podhorski explica la importancia del software en la prevención de accidentes aereos

Adam Podhoroski, Doctor en Ingeniería y profesor de procesado de señal y sistemas embebidos (empotrados) de Tecnun
FOTO: Servicio de Comunicación

14/03/2019 Diario Vasco

Reproducimos a continuación la entrevista al profesor de Tecnun Adam Podhoroski, publicada hoy en el Diario Vasco. Podhorski, explica la importancia del software en la prevención de accidentes aéreos:

157 personas fallecieron el pasado domingo cuando el vuelo de Ethiopian Airlines operado con un Boeing 737 MAX 8, con destino Nairobi, se estrelló al poco de despegar. El 29 de octubre de 2018, murieron otras 189 personas cuando un vuelo de la compañía Lion Air cubierto por otro Boeing 737 MAX 8 cayó en el mar de Java. Según las primeras hipótesis, pudieron fallar los sensores que estabilizan el morro del avión durante el despegue mediante un sistema de seguridad informático denominado MCAS de estos aviones, que desde el martes tienen suspendida su operación en Europa. Adam Podhorski es Doctor en Ingeniería y profesor de procesado de señal y sistemas embebidos (empotrados) de Tecnun. Actualmente trabaja en el proyecto CODISAVA (Control distribuido avanzado para la seguridad y la eficiencia energética del transporte aéreo) con «el objetivo de desarrollar tecnologías fundamentales para el futuro avión eléctrico», explica.

Sobre los accidentes en los que está implicado el Boeing 737 MAX 8 este ingeniero polaco confirma que estos aviones tienen la «tendencia de levantar el morro, hecho que puede causar que el avión entre en pérdida, pierda la fuerza de la sustentación y caiga». Ante esta situación Podhorski explica que es necesario un «sistema de compensación que los pilotos no sabían ni que existía» en ese modelo de Boeing.

- ¿Qué está pasando con este nuevo modelo de Boeing?

- En estos aviones se han montado motores más grandes y potentes que en las versiones anteriores con el objetivo de lograr un mayor ahorro energético, que podría llegar en el mejor de los casos a un 14%, que es mucho. Pero como esos motores son más grandes no caben debajo del ala y han tenido que moverlos hacia la parte delantera del aparato. También han tenido que hacer el tren de aterrizaje delantero más alto para que esos motores tengan espacio. Estos cambios ya hacen que el avión en el vuelo se comporte de manera distinta.

- ¿Y dónde está el problema?

- Este avión tiene de manera natural la tendencia de levantar el morro. Cuando el morro sube demasiado el avión pierde la fuerza que le mantiene en el aire, técnicamente el avión entra en la pérdida. Para recuperarla hay que bajar el morro de tal manera que el avión prácticamente pique hacía abajo y luego se restablece el vuelo horizontal. Para esta maniobra hace falta que el avión esté a una altura suficiente grande porque va a caer mucho. Si no hay altura suficiente, ya no hay posibilidad de recuperar.

- ¿No hay manera de rectificar esa pérdida?

- Para ello es necesario un sistema de compensación. Es un sistema que maneja el ordenador de abordo que controla el vuelo y que los pilotos que operaban este modelo no sabían ni que existía. Se enteraron la semana pasada de su existencia. Se trata de un sistema de seguridad informático llamado MCAS y sirve para compensar la entrada en pérdida. Los aviones tienen un detector llamado ángulo de ataque, el ángulo entre el avión y la pista. Si el aparato sube demasiado lo que hace ese sistema es que las aletas que hay en las alas se levanten y compensen esta situación para que el avión baje. Pero esta manera de actuar no estaba ni en los manuales del avión. Ni lo habían visto los pilotos en el entrenamiento. Por lo visto, los pilotos ya se empezaron a quejar la semana pasada y a preguntar a la empresa qué otros elementos tenía el avión que ellos desconocían.

- ¿Qué soluciones puede tomar la empresa Boeing?

- Ya ha mandado indicaciones de cómo desconectar este sistema de software que puede estar detrás de los errores. Puede que sea una solución que este modelo puede volar sin este sistema activado pero no sé cómo puede afectar a la estabilidad del vuelo y su comportamiento. Esa respuesta la deben dar los ingenieros de Boeing. Por otra parte, creo que ese sistema no está muy coordinado con el resto de sistemas instalados en ese modelo. Parece que el avión recibía de manera alternativa órdenes contradictorias.

- ¿Cómo es posible que Boeing no hubiera previsto lo sucedido?

- Serán las comisiones que investigan accidentes y esclarecen los hechos, las que determinen las causas del accidente y ofrezcan recomendaciones para que no vuelvan a ocurrir en el futuro. Pero a mí me parece, sabiendo lo que sabemos a día de hoy, que no han probado este modelo de manera suficiente porque este fallo se debería haber descubierto antes. No es un hecho que pasa con condiciones de vuelo o de pista extrema, parece que ha pasado en ambos accidentes en un situación de vuelo normal. 

Vídeos destacados