Los estudiantes de tercero pasan el ecuador de su etapa en Tecnun

El Palacio de Miramar ha acogido la imposición de becas y una mesa redonda con antiguos alumnos

Descripcion de la imagen
Alumnos en el Palacio de Miramar el día de su promoción FOTO: Servicio de Comunicación

09/02/2018 Servicio de Comunicación

Los alumnos de tercero han pasado esta mañana el ecuador de su etapa en Tecnun. La jornada ha arrancado con una misa en la parroquia San Sebastián Mártir junto al capellán don Toché Marín, quien ha incidido en la importancia de una buena formación tanto técnica como humana y espiritual. A las 12h, tras varios selfis, alguna broma y un poco de frío, los jóvenes han ocupado los asientos del salón de actos del Palacio Miramar para recibir su beca y escuchar el testimonio de tres antiguos alumnos. La temática de la mesa redonda, moderada por el profesor Iñigo Gutiérrez, ha girado en torno al futuro profesional de los estudiantes. 

Eugenia Iraola, Responsable de Recursos Humanos de GKN, o encargada de “captar el talento”, tal y como Iñigo Gutierrez le ha presentado, ha hablado del valor de los intangibles a la hora de contratar a un ingeniero. “Buscamos gente con iniciativa, que no tenga miedo a equivocarse”, ha afirmado Iraola. “Los conocimientos técnicos los damos por hecho. Las competencias que no se ven son las que se valoran”, ha sostenido.

 Daniel Aguinaga (Tecnun´9), Coordinador de Innovación de Ikor, ha lanzado un mensaje alentador a los jóvenes: “Apuntad mi nombre porque queremos gente como vosotros. Estáis en una universidad potente y os estáis formando en lo último”.

El tercer ponente, Ander Landaberea, terminó el Máster en Ingeniería Industrial el pasado año y tras realizar el Proyecto Final en Etxe-Tar comenzó a trabajar en esta empresa de Elgoibar. Sus consejos han sido firmes: “Seguid formándoos, aprended idiomas y si tenéis tiempo no dudéis en apuntaros en actividades sociales”, al tiempo que ha recordado que la primera vez que hizo voluntariado fue gracias a una iniciativa en ASPACE impulsada por la Escuela. 
La mesa redonda también se ha abierto a las preguntas de los alumnos y uno de ellos ha inquirido en la conveniencia de hacer un máster tras acabar el grado, a lo que los tres han respondido afirmativamente.

“Sin duda. El máster es un plus y a veces el grado se queda corto”, ha respondido Eugenia Iraola, ante los gestos de asentimiento de Aguinaga y Landaberea. Este último ha concluido con la siguiente reflexión: “Conoceros a fondo para decidir qué queréis hacer. Vais a pasar muchas horas en vuestro puesto de trabajo. Habrá fracasos y momentos duros, pero si os gusta lo que hacéis, tendréis muchas más posibilidades de ser felices”.  

Vídeos destacados