“Ser sus ojos, no solo en la pista, sino para acciones como andar o comer supone una gran responsabilidad”

La alumna Miren Andonegui ganó el campeonato de España como esquiadora guía de una joven con visibilidad reducida

Descripcion de la imagen
La alumna de Tecnun Miren Andonegui junto a Enara, su compañera de esquí FOTO: Cedida

11/06/2018 Servicio de Comunicación

Cuando Miren Andonegui comenzó sus estudios en Tecnun creía que no podría compaginarlos con una de sus mayores pasiones: el esquí. “Pensé, voy a centrarme en los estudios y a tomarme el deporte como ocio”. Lo que Andonegui no sabía es que una oportunidad tocaría su puerta en segundo de carrera, ofreciéndole ser la esquiadora guía de una adolescente invidente de 14 años, cuyos sueños prometían superar cualquiera de sus limitaciones. 
“Me llamó mi entrenadora y me dijo ´Oye Miren, en Lasarte hay una chica con discapacidad visual que necesita una entrenadora guía. Está en el equipo nacional. He contado tus logros y tu historia, vemos que eres joven, que vives bastante cerca y nos gustaría que te unieras y fueras su guía”, recuerda Andonegui con cariño. 

El nombre de esta lasartearra es Enara, tiene 16 años, y pese a tener una discapacidad visual elevada “quiere hacer las cosas como los demás. No utiliza bastón para caminar, ni necesita el braille para escribir”, tal y como narra la alumna de Tecnun tras dos años siendo su pareja de esquí. 

La personalidad de Enara atrapó a Andonegui: “Me contó que cuando tenía 8 años quiso esquiar con su hermano mayor y sus padres le dijeron que no fuera, que no podría hacerlo. Pero ella dijo ´yo también voy´”. Quizá sea esa perseverancia y ese afán de superación lo que le ha llevado a Enara a obtener el primer puesto en el Campeonato de España para personas con discapacidad psíquica, física o visual.

Por supuesto, lo hace con Miren al lado, vestida siempre con colores llamativos para facilitarle el trabajo: “Vamos como con unos micrófonos pequeñitos para comunicarnos, y dentro hay unos altavoces. Si hay alguna placa de hielo le aviso, pero como llevo colores chillones me ve bien, porque ella se guía por el color. Antes de la carrera hacemos un reconocimiento del trazado para ver cómo va a ser. Primero se reconoce la pista, la estudiamos un poco y luego la bajamos”, describe Andonegui con una amplia sonrisa. 

“Estoy encantada. Haciendo lo que me gusta y aprendiendo mogollón el valor de la superación. La ves y es que tiene tantas ganas de hacerlo, que al final, lo consigue”.Una vez que empieza la temporada, entre diciembre y abril, aprovechan los fines de semana para entrenar en las pistas de Candanchú, Formigal o Baqueira, y cuando llega el verano, se ponen a prueba en un glaciar de Suiza. “Yo además estoy conociendo muchas cosas que, si no, no conocería”, reflexiona en voz alta esta alumna de Tecnun.  

Su primera toma de contacto surgió en Madrid en el año 2016 en el centro comercial Xamadú para dar los primeros pasos. Andonegui lo recuerda como si fuera ayer: “Fuimos en tren y al llegar a Madrid le dije: `Quédate aquí, bajo todo y te ayudo a bajar a ti´. Pero ella, al ver que era un estorbo que impedía bajar a la gente del tren, se quiso apartar. Total, que se le cayeron los zapatos a las vías y montamos un show…”, rememora. 

Ser sus ojos, no solo en la pista, sino para la vida, para andar o comer, supone una gran responsabilidad para Andonegui. “Si a ella le pasa algo, al final la responsabilidad también es un poco mía, y hasta que no pasa algo así no te das cuenta de la responsabilidad que tienes”, continúa.  

 “Es precioso ver cómo evoluciona…Se nota un cambio inmenso del primer año al segundo. Porque ella está asimilando cada vez más lo que pasa y va viendo que para ciertas cosas sí que necesita ayuda. Y así es como salen las cosas, en la medida en que se va implicando más”, apunta convencida.   

Ahora Andonegui abre un paréntesis en esta experiencia ya que se marcha de Erasmus a Estados Unidos en diciembre y regresará en agosto. Pero tiene intención de seguir a su regreso. “Me está gustando muchísimo. Queremos ir al Campeonato de Europa y el horizonte está en competir en los Juegos Paralímpicos de Bejin. Estamos trabajando para ello”, augura esta donostiarra.  

Vídeos destacados