Alberto Conde: “En NEM hemos puesto palabras a los sentimientos de las máquinas para poder entenderlas y ´hablar´ con ellas”

Alberto Conde, Tecnun´02,, impartirá una sesión este jueves en el Aula Master 2 de Tecnun sobre la Industria 4.0

Descripcion de la imagen
Alberto Conde, CEO de NEM Solutions. FOTO: Cedida

17/10/2017 Servicio de Comunicación

Alberto Conde Mellado es Ingeniero y Doctor Industrial por Tecnun. Lleva toda su vida profesional ligado al mundo digital y las nuevas tecnologías, con una visión especial por idear nuevos modelos de negocio gracias a las disrupciones tecnológicas. Emprendedor nato, ha participado en la creación de varias empresas y a día de hoy es CEO de NEM Solutions: la empresa más innovadora de Europa en la categoría tecnología en 2017, enfocada al sector de la operación y mantenimiento con la capacidad de predecir el futuro de las máquinas. 

Este jueves, Alberto impartirá una sesión sobre la Industria 4.0, ese concepto en boga al que cada uno otorga una definición diferente. “Los directivos saben que se está trabajando en ello, se ilusionan, pero al mismo tiempo, sienten que falta algo para que ese proceso se integre en su organización y aporte un verdadero valor o ventaja competitiva”, expresa. Alberto hablará de casos reales en el ámbito de la industria y su digitalización y tratará de dar una “receta que ayude a detectar síntomas de posibles riesgos y alternativas para limitarlos, o, al menos, conocer a dónde lleva cada decisión realizada internamente en las empresas”.

P: Imagino que todo acto emprendedor tiene sus riesgos ¿Cómo experimentase tú ese salto?

A.C: Mi primera cita con el emprendizaje fue hace mucho tiempo, con un proyecto personal que precisamente tenía como objetivo demostrar si era capaz de llevar una idea al mercado y que me la compraran. Fue un test muy acotado, con una propuesta de pegatinas para "gamificar" el sentido de pertencia a Beasain con la figura del limaco local. Todavía, a día de hoy, se ven pegatinas en los coches de la zona. Tras ésta, la primera aventura empresarial seria fue Ikasplay, empresa dedicada a los juegos, y de la que fui hasta hace un par de años.NEM Solutions, no fue la primera, pero sí fue diferente porque se inició con socios inversores desde el principio. Eso hizo que el arranque fuera más sencillo y contara además con los primeros clientes sin haber empezado prácticamente.

P: ¿Habrá más saltos en el futuro?

A.C: Seguro. Estoy muy concienciado con el emprendizaje y si, o bien como inversor o bien como socio, puedo desarrollar iniciativas que ayuden a crear una sociedad y mundo mejor para nuestros hijos, lo haré. Por lo tanto, el riesgo existe, pero sin riesgo no suele haber impacto.

P: Te definen como “el doctor de las máquinas”. ¿A qué se debe?

A.C: Fue una metáfora que utilicé en su día para explicar qué hacemos en NEM. A fin de cuentas, lo analizamos las constantes vitales de una máquina como el médico hace con las personas. Las personas tenemos fiebre o nos duele aquí y allá y a las máquinas les pasa lo mismo. Se calientan, se concentran tensiones y cambios de rendimiento por piezas concretas… La única diferencia es que antes no éramos capaces de entender a las máquinas, nos falta comprender su idioma. Lo que hemos hecho desde NEM es precisamente eso, poner palabras a los sentimientos de las máquinas para poder entenderlas y hablar con ellas. De aquí salió lo del doctor de las máquinas.

P: ¿Qué consejo darías a los alumnos que el día de mañana sientan el gusanillo de emprender?

A.C: Dar consejos es muy peligroso, sobre todo sin conocer quién los va a escuchar o el momento en el que una persona pueda leerlo o escucharlo. Emprender tiene ventajas y desventajas. Como todo en esta vida. Uno de los aspectos que para mí son más importantes es el sentirte parte importante del futuro de la iniciativa. En una gran empresa es más difícil ser una pieza clave. En start-ups y empresas pequeñas arrancadas sobre todo por emprendedores, todos cuentan y quien no sume, resta. Se nota todo. También el ser protagonista de tu futuro, y que otros no elijan por ti es un aspecto enriquecedor de emprender. Te salga bien o mal, tienes la capacidad de tocar aquí o allá, de hacer tus apuestas y si hay que cerrar, al menos que sea porque ha sido consecuencia de las decisiones de tu equipo cercano. Por contra, el riesgo y la volatilidad es mucho mayor, y eso de entrar a las 8am y salir a las 16h30 no existe. Cuando participas en una iniciativa emprendedora estás conectado todo el día, y no te cuesta, lo haces con gusto porque tu vida va en ello, es pura pasión. 

P:¿Cuál crees que es la clave del éxito?

A.C: Nosotros nos regimos por tres principios. El primero es estar siempre algo incómodo, si tienes todo bajo control puedes ir más rápido. El segundo es la diversidad, cuestionarse las cosas una y otra vez, iterar, buscar alternativas, no darse por vencido cuando no sale a la primera, a la segunda o a la décima. Buscar nuevas oportunidades continuamente y rodearte de gente de perfiles diferentes. Y, por último, ser valiente y hacer más que decir. De poco vale pensar y preparar y perfeccionar los productos o servicios si no eres capaz de venderlos o de contrastarlos. Cuando las cosas asustan es porque el premio suele ser bueno en caso de conseguirlo. Todo esto yo lo suelo resumir en una frase que dice que los sueños no se cumplen, los sueños se trabajan todos los días hasta que se consiguen.

Vídeos destacados