“El voluntariado te hace la semana más fácil. Te la cambia”

Durante el curso 16-17, más de un centenar de voluntarios de Tecnun ha participado en un proyecto de voluntariado

Descripcion de la imagen
Varios alumnos de Tecnun en el centro de Goienetxe de Aspace FOTO: Cedida

12/06/2017 Servicio de Comunicación

"Cuando estudiaba no hacia voluntariado. Me centraba en lo mío. No sabía ni que existía esa actividad”, reconoce Amaya Jiménez, doctoranda de Tecnun y voluntaria del proyecto de acompañamiento a personas con discapacidad del centro de Goienetxe de Aspace. Ahora, tras cuatro años de visitas, conversaciones, risas y paseos, Amaya es una veterana. Los martes a las 14.00 h llega a Aspace junto con un grupo de 8 alumnos más para acompañar a estas personas: “El voluntariado te hace la semana más fácil. Te la cambia. Parece que eres tú la que hace algo por ellos pero en realidad son ellos los que están haciendo algo por ti”, asegura sonriente.

Durante el curso, más de 50 voluntarios han participado en esta actividad entre alumnos y profesionales –entre ellos, Aitziber López, profesora de Tecnun y coordinadora e impulsadora de este proyecto- y han ido rotando, los martes y jueves, en función de su disponibilidad.

Amaya recuerda el primer contacto en Aspace.”Tenía prejuicios, no sabía cómo tratarles, y sentía cierto miedo de herir su sensibilidad si hablaba de algunos temas. Ahora bromeamos de la silla de ruedas de la misma manera que ellos se ríen de nuestros agobios por los exámenes. Me han enseñado a ser mucho más natural”, confiesa.

Edurne Mendoza, alumna de 1º de Ingeniería en Organización Industrial, se animó a hacerse voluntaria en octubre del pasado año. Edurne, sin embargo, prefirió colaborar en una actividad relacionada con niños. Este curso ha estado en el local del Antiguo de la asociación Hazi eta Ikasi, dando refuerzo escolar de matemáticas, lenguaje e inglés, a un grupo de 4 niños de 1º y 6º de primaria. 

Esta entidad colabora con niños y adolescentes entre 7 y 14 años, en situación de exclusión social y falta de recursos, proporcionándoles un espacio semanal dónde poder hacer las tareas del colegio, aclarar dudas y estudiar. 

Para Edurne la clave está en encontrar un voluntariado que te guste y te permita dar lo mejor de ti. “Es bonito ver cómo tu esfuerzo va dando resultados. Uno de mis niños tenía 4 o 5 asignaturas suspendidas y las ha recuperado”, continúa orgullosa. 

“Sin duda, ser voluntario implica esfuerzo y compromiso”, añade Elisabeth Urcelay, secretaria del Servicio de Relaciones Exteriores de Tecnun y voluntaria del proyecto de acompañamiento a mayores de la Fundación Matia. “Pero es muy gratificante”, concluye. Elisabeth se apuntó con Ainara Díez, secretaría de Tecnun, hace un par de meses a raíz de una sesión sobre voluntariado a la que asistieron. Desde entonces, los jueves a las 17h de la tarde, imparten un taller de escritura y acuarela a 8 ancianos de la Fundación Matia. “Nos lo pasamos en grande. Te ríes mucho con ellos. Al principio no teníamos ni idea de lo que teníamos que hacer”, cuenta Elisabeth refiriéndose a la actividad de manualidades que realizan. “Además, Manoli, una de las ancianas, se lo toma muy en serio. Acabamos yendo a comprar material de pintura para contentarla. De momento seguimos teniendo nuestra clientela. Vamos, que no han huido”, se ríe.

 Ainara tiene claro que es una experiencia que todo el mundo debería de probar alguna vez en su vida: “Llega el día y tienes ganas de verles, darles un par de muxus, preguntarles qué tal están y dejarles que te cuenten sus batallas personales. Les ves con las ganas que te reciben y con las que se despiden, diciéndote que la semana que viene te vuelven a ver, y sales de allí con una energía positiva que contagia…”. 

Los alumnos de Let´s smile han actuado en Cruz Roja Juventud, Nuevo Futuro y el Grupo Urgatzi

Otro de los proyectos organizados por Tecnun- con la colaboración del Colegio Mayor Ayete y la coordinación de dos de sus residentes, Eduardo Isaías Andrés López y Alejandro López de Carrizosa - es el de Let's smile. Alumnos de diferentes grados de Ingeniería realizan espectáculos de malabares y magia a niños en situación desfavorecida. A principio del curso académico 2016-2017, casi 60 alumnos, decidieron sumar su gota en esta iniciativa, y muchos de ellos han realizado diferentes shows en Cruz Roja Gipuzkoa, Nuevo Futuro y en el Grupo Urgatzi.

Eduardo Isaías Andrés Vázquez, alumno de 3º de Ingeniería Mecánica, ha colaborado en la organización de este voluntariado: “Es una sensación única, porque por una tarde conseguimos que se diviertan con nosotros y se le pasen bien, que es lo más importante” 

Ingeniería solidaria

El voluntariado organizado en Tecnun también ha dado cabida a proyectos sociales ligados con la ingeniería y la mejora sostenible. Estas iniciativas buscan que los alumnos se enfrenten a problemáticas reales y empleen sus conocimientos para dar respuestas a necesidades sociales o medioambientales.

Es el caso de los alumnos que conforman el grupo Green Tec. 5 estudiantes  interesados en la sostenibilidad han colaborado con Koopera en su reto de mejorar el tratamiento de residuos asociados a los RAEE (residuos eléctricos y electrónicos). Carmen Jaca, profesora de Tecnun, ha sido la coordinadora y promotora.

Además, una quincena de alumnos han unido este curso la Ingeniería a la cooperación dentro de los proyectos de Koopromise e Improving World, coordinados por las profesoras de Tecnun, Noemí Pérez y Paz Morer respectivamente.

Los alumnos de Koopromise han participado en el proyecto de electrificación autónoma mediante paneles solares en una misión de las hermanas Clarisas en Sierra LeonaPor su parte, los estudiantes del proyecto Improving the world, han colaborado con asociaciones como Aspace o la Asociación de Sordos de Gipuzkoa, desarrollando ideas que –desde el punto de vista del diseño- responden a necesidades concretas de estas personas. “Creamos una versión de monopatín para niños con discapacidad, y un sistema de protección de lluvia para las sillas de ruedas”, ejemplariza Paz.  

Vídeos destacados