Las normas de funcionamiento interno de las salas (qué se puede y qué no se puede hacer en ellas) se fundamentan en dos ideas básicas: por un lado, obtener en las salas de ordenadores el ambiente de trabajo adecuado para que los alumnos desarrollen sus actividades en ellas con comodidad; por otro, insisten en que la utilización de los recursos informáticos que la Universidad pone a disposición de sus alumnos debe realizarse siempre en el contexto de lo académico, es decir, del estudio y la investigación propias del estudiante universitario.

Se ruega a todos los alumnos que lean detenidamente estas normas y que consulten con los encargados de las salas si tienen alguna duda sobre su interpretación.

 

Usuarios de las salas

Las salas están reservadas para uso exclusivo de los alumnos de TECNUN. Con objeto de garantizar esta disponibilidad el personal de las salas podrá pedir a cualquier usuario que acredite su condición de alumno mostrando el carnet correspondiente.

Los alumnos no pueden transferir a personas ajenas a la Escuela su derecho a la utilización de los recursos informáticos que la Escuela pone a su disposición.

 

Uso de las salas

Las Aulas de PCs están reservadas para actividades relacionadas con la docencia, investigación y demás actividades propias de la Escuela. Deberán excluirse actividades de tipo comercial, y -en general- todos aquellas actividades y/o acciones incompatibles con el buen gusto y el estilo universitario que promueve la Escuela.

Los usuarios de las salas deberán mantener el silencio necesario para facilitar el trabajo de los demás alumnos.

De ordinario cada PC dispone de dos sillas lo que permite trabajar en grupos de dos personas. No se debe trabajar en grupos de tres o más personas, ni se deben trasladar las sillas de un aula a otra. Los alumnos se esforzarán por mantener el debido orden de las salas.

No se permite fumar en las salas, y tampoco se puede introducir en ellas comidas y bebidas. Se deberá tener especial cuidado con aquellos elementos que puedan dañar los teclados o los ratones, por ejemplo los restos de goma de borrar.

Cuando un alumno se deba ausentar de las salas por más de 15 minutos deberá cerrar la sesión y dejar el puesto disponible para otro usuario. No se podrá reservar sitio para otras personas.

 

Tiempo libre

Cada semana el Servicio de Informática publicará un horario con los tiempos de prácticas, mantenimiento y tiempo libre. Durante los periodos de tiempo libre todos los alumnos tienen derecho a utilizar cualquier PC que esté desocupado.

Las Aulas A y D son aulas de tiempo libre, casi exclusivamente. En ellas habitualmente no se desarrollan prácticas de ninguna asignatura aunque sí tienen tiempos de mantenimiento y se utilizan circunstancialmente para exámenes.

 

Tiempo reservado para prácticas de asignaturas

Durante el tiempo reservado para prácticas de una asignatura los demás alumnos se abstendrán de entrar en el aula correspondiente, aunque haya PCs libres. Esta norma no queda a criterio del profesor encargado de la práctica, que no debe autorizar el uso. Un aula en prácticas está señalizada por el piloto rojo encendido junto a la puerta de acceso a la misma.

Durante los exámenes que tengan lugar en las aulas, a criterio del profesor, podrá prohibir utilizar ninguna de ellas, incluso aquellas en las que no haya alumnos examinándose.

 

Internet

Todo el uso que se haga del correo electrónico o del WWW estará regido por los mismos criterios que dirigen todo el funcionamiento de la Escuela y de la Universidad. Los alumnos evitarán además realizar trabajos no relacionados con las actividades académicas o que constituyan una pérdida de tiempo o conlleven una utilización desproporcionada de los recursos comunes de todos los alumnos.

 

Uso de los computadores personales

Con objeto de que cualquier PC pueda ser utilizado por cualquier alumno no está permitido cambiar ningún aspecto de la configuración: salvapantallas, fondo del escritorio, iconos, menú start, etc.

Se evitarán todo tipo de usos abusivos de los PCs por la cantidad de recursos que consumen y que podrían ir en detrimento de los derechos de los demás usuarios. No están permitidos los juegos y pasatiempos.

Todos los alumnos de la Escuela tienen una partición en los discos del servidor con una determinada cuota de disco. En este espacio de disco podrán almacenar todo tipo de ficheros relacionados con su actividad en la Escuela. Si por motivos justificados algún alumno necesitara más espacio, dirigirá una solicitud al Servicio de Informática, avalada por algún profesor de la Escuela.

Cuando un alumno detecte una avería o algún tipo de funcionamiento defectuoso en algún equipo, rellenará una ficha de arreglos describiendo el problema y la entregará lo antes posible al personal del Servicio de Informática.

Los alumnos no pueden instalar software en los PCs de las salas y tampoco en los servidores. Se limitarán a utilizar las aplicaciones soportadas por el Servicio y las desarrolladas por ellos mismos.

 

Normas relativas al software

Todo el software instalado en las Aulas de PCs de la Escuela dispone de las licencias correspondientes. Estas licencias prohiben expresamente que la Escuela transmita este software a terceros, por lo que los alumnos se abstendrán de copiar cualquiera de los programas instalados.

 

Normas específicas de las aulas A y D

Los PCs de las aulas A y D serán además los únicos que -de ordinario- tendrán acceso a Internet. Desde los demás PCs sólo se podrá acceder a los servidores WWW de la propia Universidad de Navarra.

Como en las demás aulas, el uso de estas salas y de sus recursos se limita a actividades exclusivamente académicas.

 

Responsabilidades legales de los usuarios

Los usuarios de las salas de ordenadores responderán de cualquier tipo de acción que pueda dañar, limitar, arriesgar o perjudicar el funcionamiento, utilización o acceso a las instalaciones informáticas, la red de comunicaciones, el software o cualquier tipo de información almacenada o bases de datos, sean éstos propios de la Universidad de Navarra o de terceras personas físicas o jurídicas.

El incumplimiento de estas normas dará lugar a la apertura del correspondiente expediente sancionador de acuerdo con lo establecido en el Reglamento Académico de la Universidad, y a la imposición de las sanciones que en su caso correspondan.

En caso de que la conducta del usuario esté tipificada en el Código Penal o en cualquier otra ley complementaria, y en consecuencia pueda ser constitutiva de delito, se pondrá en conocimiento de las autoridades competentes a fin de que procedan de acuerdo con lo establecido en la legislación vigente.

En cualquiera de los casos el usuario que infringiendo las anteriores normas haya causado algún daño o perjuicio a la Universidad, a otros usuarios o a cualquier persona o entidad deberá indemnizar a los perjudicados por el importe del daño o perjuicio causado.