"Trabajar para el Vaticano fue clave para mi carrera, pero quiero seguir innovando”

Gustavo Entrala asegura que “la innovación es el nuevo marketing”

Descripcion de la imagen
Gustavo Entrala visita Tecnun FOTO: Servicio de Comunicación

31/01/2018 Servicio de Comunicación

Gustavo Entrala estudió periodismo en la Universidad de Navarra. Trabajó durante años creando los primeros periódicos online como Marca.com o Expansion.com y posteriormente montó una agencia de marketing digital llamada 101. La empresa acaparó la atención internacional en 2012 al crear el Twitter del Papa. La cuenta @pontifex superó los 6 millones de usuarios en tres meses, la mitad de lo que habían previsto. En Instagram rebasaron el millón de seguidores en sólo 24 horas, batiendo todos los récords hasta la fecha. Entrala se encuentra entre los 100 españoles del futuro según la revista Capital y ha estado en Tecnun compartiendo su experiencia con los alumnos.

¿Cómo surgió la oportunidad de trabajar para el Vaticano?
Un amigo me contó que el Papa había dicho que la Iglesia tenía que modernizarse. Decidimos enviar una carta al portavoz de la Santa Sede, explicando a qué nos dedicamos y en qué creíamos que podríamos ayudarles, y a los cinco meses nos llamaron por teléfono para solicitarnos que les impartiéramos una semana de formación intensiva en Roma. A partir de ahí iniciamos una relación que duraría hasta diciembre de 2016.

¿Es difícil convencer a un Papa de la conveniencia de entrar en el mundo de Twitter?
Le recordamos a Benedicto XVI que Pío XI, en el año 1931, encargó a Marconi que pusiera en marcha Radio Vaticano y la inauguró con un mensaje en morse en latín. Y eso se parece mucho a un tweet. La idea les gustó, preparamos el mensaje y se lo enviamos a la Secretaría de Estado. El Papa lo corrigió. Primero lanzó la nueva web desde un iPad y después el primer tweet desde un I-phone. El proceso que abrió el primer tweet del Papa, más allá de su contenido simbólico, cambió dinámicas internas en la Iglesia, que tradicionalmente ha tenido miedo a este tipo de medios. La Iglesia tiene mucho interés en recuperar a la gente joven que en gran medida no lee los medios de comunicación convencionales.

¿En su carrera profesional ha sido clave trabajar para el Vaticano?
Sí, ha sido un acontecimiento histórico que me surgió por casualidad. Fue una suerte y he aprendido mucho de ello. Además, me dio una visibilidad brutal. Sin embargo, no me quedo ahí, quiero seguir aportado ideas e inspiración a gente joven como los alumnos de Tecnun. Por otro lado, siempre estoy dándole vueltas a lo que viene después. Me interesa mucho hacer las cosas de siempre, pero de otra manera, y la tecnología ayuda mucho a evolucionar en ese sentido.

Una de las palabras que repite usted como un mantra es “innovación”. ¿Por qué?
Desde la irrupción de internet y debido a la globalización del mundo, ha aumentado mucho el número de personas que exponen sus ideas y lanzan productos nuevos. En ese entorno en el que hay tanto ruido de anuncios, ¿cómo se puede destacar? Yo creo que hay dos caminos: Uno es inundar el mundo con tu marca, como hacen los grandes fabricantes, y el otro es innovar. Apple, por ejemplo, gasta mucho menos en publicidad que otros anunciantes, y en cambio está innovando permanentemente. Eso hace que esté muy presente en la mente del consumidor, sin necesidad de llamar tanto la atención sobre sí mismos. Por tanto, creo que la innovación es el nuevo marketing.

¿Qué se siente al ser considerado como uno de los cien españoles del futuro?
Sientes una gran responsabilidad. Gracias a Dios, he tenido unos padres que me han dado una educación fantástica y he sabido aprovechar las oportunidades que me venían. Cuando terminé la carrera de periodismo no sabía qué iba a hacer, con lo cual, cuando años después me enteré de que era considerado como ‘uno de los cien españoles del futuro’ sentí una responsabilidad muy grande. Lo que quiero ahora es trabajar para que haya mucha gente en este país que esté en esa lista. 

¿En qué proyectos está inmerso ahora?
Estoy cerrando un contrato con una editorial americana para contar mi experiencia trabajando con el Vaticano. El libro se publicará a finales de este año. Estoy también preparando una empresa de consultoría nueva en el ámbito de la innovación en comunicación y voy a montar una escuela de formación para altos directivos. Además, voy a trabajar en un laboratorio de innovación para marcas de consumo. 

Vídeos destacados