Los retos educativos del nuevo entorno tecnológico

Iñigo Gutierrez, profesor de Tecnun, participó el pasado miércoles en la mesa redonda de la Donostia Tech Week

Descripcion de la imagen
Luis Alarcón, Miren Andonegi e Iñigo Gutierrez en la Donosti Tech Week. FOTO: Servicio de Comunicación

28/06/2017 Servicio de Comunicación

El mercado laboral ha cambiado y uno de los principales retos de los centros educativos es lograr incorporar a los estudiantes en este nuevo panorama.

El miércoles 21 de junio, profesionales del ámbito educativo reflexionaron, en una mesa redonda, sobre el auge de las nuevas tecnologías, la irrupción de conceptos como la Industria 4.0 y la demanda profesional de estudiantes cualificados en este ámbito.

“Cualificando a los jóvenes potenciaremos la industria gipuzkoana”, expuso Iñigo Gutierrez, profesor de Electrónica de Tecnun. “Lo esencial es que formemos gente capaz de adaptarse a las nuevas tecnologías. Aparecerán nuevas que se comerán a estas, por lo que el reto está en ofrecerles los conocimientos suficientes para que sepan adaptar”. Además, Iñigo incidió en la importancia de que los centros sepan también adaptar su formación a las nuevas tecnologías. 

En esta línea, Jon Labaka, Director del área de innovación tecnológica en TKNIKA, apuntó: “Los centros tienen que darles un barniz tecnológico, pero lo importante es cómo aprende el alumno”.
La necesidad de talento

Osane Lizarralde, profesora investigadora en la Escuela Politécnica Superior de Mondragón Unibertsitatea, habló también de la necesidad de talento que tienen las empresas. “Hay que atraer el interés por estudios de carreras tecnológicas. Si no, hay un problema, porque las empresas tienen una necesidad enorme”, continúo Osane. Rebeca Cortazar, Vicedecana de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Deusto, añadió: “Debemos transmitirles el gusto y el cariño por la ciencia y la tecnología”.

Asimismo, los participantes reflexionaron sobre la necesidad de adaptar los espacios formativos para que las empresas participen en la formación de los alumnos y puedan captar talento. “También son las empresas las que tienen que atraer a los alumnos. Y, nosotros, tenemos que garantizar a un estudiante que las prácticas que va a realizar en una empresa le van a formar y le van a permitir poner en práctica los conocimientos adquiridos”, continúo Iñigo.

 Actitud y aptitud

“Aprender a manejar los nuevos dispositivos no es suficiente”, declaró Osane. Los estudiantes tienen que desarrollar otras actitudes, como la comunicación interpersonal, la capacidad de trabajar en equipo o el pensamiento crítico. Los ponentes coincidieron: hay que formar a los jóvenes en competencias que son transversales. 

En este sentido, Iñigo Gutiérrez presentó el programa de desarrollo de competencias profesionales que Tecnun ha desarrollado llamado TU&CO.

Iñigo Gutierrez quiso finalizar su intervención en la mesa redonda lanzando un mensaje de optimismo: “El entorno de la industria gipuzkoana es muy bueno y también lo es la preparación que reciben los jóvenes. Hay competencia sana entre nosotros”, sonrió. “Hay buenos mimbres para hacer una muy buena cesta”.

Vídeos destacados