Normativa de Matrícula

La matrícula se realiza una sola vez cada año, y una vez formalizada tiene carácter irrevocable. Es aconsejable leer con atención el informe de matrícula en el que figuran las asignaturas en las que el alumno ha quedado inscrito; si se detecta algún error, debe rectificarse cuanto antes (en el momento, si es posible), y en todo caso antes del 7 de septiembre. Después de ese plazo, cualquier modificación de la matrícula debe plantearse mediante instancia, aportando los motivos que la recomiendan.
 
  1. En el segundo semestre se abrirá un periodo para ampliaciones de matrícula, del 9 de enero al 1 de febrero. Las instancias de ampliación de matrícula deben ir razonadas.
     
  2. En la matrícula de cada curso académico los alumnos deben, en primer lugar, incluir las asignaturas no superadas de cursos anteriores. 
     
  3. La matrícula debe formalizarse en un mínimo de 40 ECTS y un máximo de 78 (con una tolerancia de 2 ECTS, tanto en el mínimo como en el máximo). 
     
  4. Los alumnos que tengan menos de 50 ECTS aprobados de asignaturas de primer curso, no podrán matricularse de más de 70 ECTS en ese curso académico. 
     
  5. Los alumnos que se hayan matriculado en asignaturas optativas no pueden anular la matrícula en algunas de ellas por haber obtenido posteriormente el reconocimiento de algún crédito; la obtención de estos créditos debe preverse al formalizar la matrícula.

Normativa de la automatrícula


En algunos casos el alumno no tendrá acceso a la automatrícula o bien tendrá restricciones para finalizarla: restricciones en la matrícula.